Patinando voy, patinando vengo

Me he prometido que en mi treintena voy a hacer todas esas cosas que a lo largo de mi vida no he hecho o no me he atrevido por una razón u otra.
Sin prisa, pero sin pausa.
Una de las cosas que siempre había querido es aprender a ir en skate. De pequeño me regalaron uno pero nadie me enseñó y se murió del asco.
Pero hace poco mi amiga Irene nos dijo a mi compañero de piso y a mi que quedásemos y nos enseñaba. ¡Y menudo vicio, oye!

En realidad no he aprendido a ir en skate sino en longboard, que dicen que es más fácil y cómodo de aprender. La verdad es que en un ratillo ya le pillé el truco. Aún me falta aprender a frenar como es debido, pero los dos días que he salido me lo he pasado pipa. La ventaja de tener un paseo plano de 5km delante de tu casa :)

Así que he decidido comprarme uno para darle más caña al asunto.
He confiado en mi amiga Irene y en la gente de inercia.com (fuimos a la tienda física en Barcelona, calle Roger de Flor, 10) y me decidí por el modelo LONG ISLAND UNDERGROUND DROP 40.

Captura de pantalla 2016-04-08 a las 19.13.14

No entiendo mucho todavía pero es un buen modelo para empezar y si en un futuro quiero hacer derrapes o algún truco no tendría problema. Lo he probado durante una tarde y va genial, muy estable y buen giro. ¡Ahora a darle caña!

Y en un arrebato también he comprado esta mochila, pensando en llevar el longboard (por lo visto hay pocas mochilas para longboard) pero también en si voy de viaje con o sin él, ya que tiene una zona térmica para llevar bebidas o comida y que conserva la temperatura, ideal para paseos largos o vacaciones.

Y aquí os dejo un vídeo con mis amigos haciendo el idiota.

 

 

Mi primera cursa 5K

Hace poco escribí sobre mi primera cursa, que además era una de 10K.

La verdad es que esto de correr engancha y al poco de terminar una cursa, ya estás pensando en la siguiente. Así que la siguiente fue la VIII Cursa de la Maquinista per la Integració.

En esta ocasión también era una cursa benéfica a favor de una enfermedad tan popular como difícil como es el cáncer.

En principio pensé en apuntarme en la modalidad 10K (habían dos modalidades, 10K y 5K), pero los amigos con los que fui decidieron apuntarse a la de 5K así que me apunté también a esa.

El recorrido es una vuelta por el barrio de St. Andreu de Barcelona, rodeando el centro comercial La Maquinista (donde trabajo, otro de los motivos por los que me hacía gracia apuntarme a esta cursa).

nuevo-circuito-5K

Mi objetivo con esta cursa fue variando durante la semana. Al apuntarme pensé en ir a superar mi tiempo en los 5K, pero esa semana salí poco a entrenar (tan sólo un día) y realmente descuidé mi dieta y dormí poco, así que el domingo no estaba en mi mejor forma, por lo que antes de empezar la cursa mi objetivo era terminarla en menos de 30 minutos.

Pero en el momento de verme ahí metido, corriendo junto a todo el mundo, se me encendió la neurona competitiva y mientras mi cuerpo decía “más lento, no puedo”, mi mente decía “no pares, más rápido, que sólo son 5 kilómetros”. Así que fui a tope y conseguí superar mi tiempo en los 5K y además bajar de los 5min/km

best5k

Lo peor de la cursa fue el primer km, básicamente por que era casi todo subida y también a partir del km 3,5 y hasta el 4,5 aprox, que era una recta a pleno sol donde el calor apretaba a más no poder. Creo que si finalmente me hubiese apuntado a la cursa de 10K, no hubiera podido superar mi récord en esta distancia, porque el calor y el sol eran realmente agobiantes.

En la clasificación general, terminé 152 de 599 participantes. Muy por debajo de la mitad así que muy contento con el resultado a pesar de que la participación no era muy elevada comparada con mi anterior cursa.

Captura de pantalla 2015-06-30 a las 2.05.44

Ahora toca pensar en la siguiente cursa. Mientras tanto a seguir corriendo por la calle hasta Septiembre que quizá me apunte al gimnasio para poder hacer cinta (y muchas más cosas). Os dejo con la cara de felicidad que se me quedó al acabar los 5K.

 

IMG_3628

Mi primera cursa

Como ya dije hace poco, me estoy aficionando al running. Como suelo compartir mis entrenos y comentar cosas curiosas o graciosas en Facebook, mis amigos y familiares suelen sacarme el tema en las comidas familiares, en el trabajo, etc…

Y así fue como mi madre me animó a apuntarme a la 3ª cursa DiR – Guàrdia Urbana 10K. La idea me gustó, pero el llevar poco tiempo corriendo hizo que me echara para atrás y el pensar “no estoy preparado” me podía… Pero luego pensé “ahora estoy a tope y saliendo a correr casi cada día, aunque mis tiempos no sean los mejores, lo haré lo mejor que pueda”. Así que le dije que me apuntase (apañada que es mi madre) y listo, el día 31 de Mayo de 2015 a las 8:30 corrí mi primera cursa.

No se si está bien dicho en castellano, pero me gusta más el término catalán “cursa” que “carrera”.

dorsal

La inscripción costaba 18€ e incluía camiseta y bolsa con regalos (descuentos en tiendas, chocolatinas, caramelos, agua…lo típico).

Por cierto, tirón de orejas para la organización, que en los últimos días previos a la cursa, bajaron el precio a los 9€, sintiéndonos estafados todos los que nos habíamos apuntado con anterioridad. (¿No debería ser al revés, más barato cuanto antes te apuntes?). En fin, ahí queda la anotación.

Pero bueno, voy a explicar que tal mi primera cursa.

El recorrido era fácil: prácticamente toda la Avenida Diagonal, una avenida que cruza Barcelona de punta a punta, es decir, un recorrido recto y en su mayor parte en ligera bajada, que prácticamente te obliga a levantar la vista y maravillarte con la fantástica arquitectura de Barcelona, pasando por edificios y lugares emblemáticos como Illa Diagonal, Francesc Macià, El Corte Inglés, La Casa de les Punxes, Pg Sant Joan,  Torre Agbar,  Forum, Diagonal Mar…. por citar algunos que me vienen ahora a la mente. La salida estaba programada a las 8:30 de la mañana, así que sobre las 7:45 llegamos ya allí para ir preparándonos, ir al baño, encontrarnos con más gente, etc…

IMG_2688

IMG_2687

Una de las cosas que han hecho especial esta cursa, además de ser la primera para mi, ha sido el hacerla con familia y amigos. Normalmente cuando pregunto, la gente siempre me suele decir que salen a correr y que prefieren ir solos para centrarse en eso y despejar la mente. Estoy de acuerdo, pero aquí he podido comprobar que cuando corres en una cursa, hacerlo acompañado es mucho mejor. Aunque luego durante el recorrido te separes de tu gente, sabes que en la meta lo celebrarás con alguien y eso es muy gratificante.

IMG_2692

Antes de salir, la gente ya calentaba, haciendo estiramientos o corriendo por la zona de césped que hay a los lados de la zona universitaria de la Avenida Diagonal. La cursa se repartía en varios cajones. La gente que por su chip ya se sabe que tardarán menos en terminar, salían primero, luego habían varios cajones y más y por último el nuestro, el de la gente que no tiene aún una marca registrada. Por cierto, no sabía que para estas cursas necesitabas tener un chip que va en la zapatilla para medir tu tiempo. En este caso podías alquilarlo, pero nosotros decidimos comprar uno, ya que luego te sirve para siempre en otras cursas.

Y empezó la competición. Miles de personas corriendo a la vez a ritmo calmado y más adelante cada vez más rápido.

Aquí debo recomendaros el blog Blogmaldito, sobre running y que da consejos sobre muchas de las cursas que participa o al menos eso parece. Así que gracias a él pude saber de antemano que tramos del recorrido eran más fácil y cuales costaban más.

Dicho esto, os contaré como me fue.

La salida con todo el mundo a la vez, espectacular.

Al principio salimos todos juntos, e iba subiendo y bajando el ritmo para no perder de vista a los míos.IMG_2694

Al principio salimos todos juntos, e iba subiendo y bajando el ritmo para no perder de vista a los míos.

En todo momento el ambiente era genial, gente corriendo a lo suyo, algunos animándose unos a otros, incluso gente en silla de ruedas (adaptada para estas ocasiones). También vi bastante gente corriendo con su perro y un par con el carrito de bebé (¡y aun así corrían más que yo!). La gente que pasaba por la calle y veía a todo el mundo de azul corriendo se paraba a animar.

Durante los primeros 5km tuve un ritmo intermitente, aumentando y bajando el ritmo para seguir con mi familia y amigos, pero a partir de ahí comencé a apretar un poco más.

Uno de los puntos que más recordaré fue al rodear la Torre Agbar,  en el que recordé como mi novia me dijo el día anterior “tienes que quedar entre los 4.000 primeros”, así que comencé a ir un poco más rápido y a partir del km 8 aún más rápido y  mantuve ese ritmo hasta el final. En ese momento decidí que mi objetivo para esta cursa era quedar entre los 4.000 primeros y terminar en menos de una hora.

En el momento de pasar por la Torre Agbar no pude evitar ponerme muy contento y sacarme este selfie para recordar este fantástico día.

IMG_2703

La verdad es que me hubiera gustado hacer más fotos durante la carrera, pero uno va a lo que va y hacerlo es perder tiempo. Mi idea durante la semana era llevar la GoPro pero la noche anterior decidí que mejor dejarme de historias y ya si eso cuando cuando lleve mejor lo de correr. Y la verdad es que fue una buena decisión, porque eso me permitió centrarme en la cursa y estar sólo pendiente de cambiar de canción si el iPhone me soltaba una que no me gustase (me puse el modo aleatorio por error en vez de mi lista para correr y ya no quise cambiarlo).

La llegada a la meta, genial. Gente esperando a sus hijos, padres, amigos, etc… y todo el mundo sacando fotos, muy emotivo. En mi caso llegué el primero de mi grupito así que me alegré en soledad y me quedé esperando al resto, jejeje.

IMG_2705

IMG_2757

Finalmente conseguí mis dos propósitos, terminando entres los 4.000 primeros y hacerlo en menos de una hora.

Por lo que entiendo en la imagen de abajo, el tiempo oficial es el tiempo desde que supuestamente empieza la carrera hasta que cruzo la meta y el tiempo real es lo que he tardado realmente entre el arco de salida y el de meta (la carrera empieza unos metros antes del arco de salida para que la gente pueda cruzarlo ya corriendo).

Mi apellido tiene una “c” de más porque… no lo sé, me apuntó mi madre, a saber jajaja.

IMG_2766

 

Aunque en los medios anunciaban 8.500 inscripciones y eso me hizo sentir genial (!Estaba por debajo de la mitad!) al  visitar la web de resultados al escribir este post he podido ver que sólo han habido 5276 clasificados. También hubo mucha gente que lo dejó a media cursa ya fuese por agotamiento (sobretodo gente mayor o con poca pinta de hacer deporte) o por alguna lesión, caída, etc…

En todo caso dista mucho de los 8.500 que se hablaban. De todos modos creo que para ser mi primera vez ha estado bastante bien y ya estoy pensando en apuntarme a más cursas. En la meta había mucha gente repartiendo flyers de varias cursas próximas, así que ya veré… de momento a seguir entrenando y a bajar los minutos a los 10km… No es que quiera convertirme en un atleta de élite ni mucho menos, pero cuando el ganador de la cursa la termina prácticamente en la mitad de tiempo que tu, sabes que aún te quedan  muchos km por correr y muchos días por entrenar.

Poco a poco me está gustando esto del “Running”. Que por cierto no me gustaba el término “running” por el rollo postureo pero así te entiende todo el mundo.

Espero que os haya gustado este post porque posiblemente hayan más sobre running. Para muchos será una tontería y para otros os resultará curioso, pero sin duda para mi ha sido un gran día para recordar.

La moda del running, apps para correr y tipos de runner

Desde hace ya algún tiempo, está de moda el “running”.

Según Wikipedia:

Running (en castellano, “Carrera de a pie”):

Es un proceso complejo y coordinado que involucra a todo el cuerpo. Cada ser humano corre de una manera diferente, pero ciertos aspectos generales de los movimientos de la carrera son comunes.

Las carreras a pie son competiciones de atletismo para determinar cuál de los competidores corre una cierta distancia en el menor tiempo. Existen campeonatos mundiales de carreras a pie, entre ellos los Juegos Olímpicos y el Campeonatos Mundial de Atletismo.

Para hacer referencia a la carrera a pie, en español se hace un préstamo lingüístico del inglés utilizando la expresión footing.

Como todas las modas, tiene su parte buena y su parte mala. La buena es que es una moda sana y saludable. Vamos, a nadie le va a hacer daño hacer ejercicio y estar en forma, todo lo contrario. La mala es que como en todas las modas, hay gente que la lleva más allá de lo que realmente es.

Me explico: yo desde hace tiempo salgo a correr (o a hacer running, footing… llamadlo como queráis) pero desde hace poco que me lo tomo en serio. Por tomármelo en serio me refiero a que salgo cada día a hacer mínimo 5km e intento comer mejor con el objetivo de adelgazar y estar en forma.  Para ello me ayudo de la app Nike+ Running (gratuita, iPhone y Android) que te permite llevar un control de tus entrenamientos e incluso puedes ponerte retos a través de ella. Ahora mismo estoy haciendo un reto de 200km en 8 semanas. Así que la app me va diciendo lo que tengo que correr cada día, los días que tengo que descansar, etc… La utilizo desde hace años y me gusta mucho. Lo que más me gusta es el componente social que tiene, pudiendo añadir amigos y crear retos con ellos, ver lo que han corrido últimamente, etc… vamos,

Hay muchas otras apps para running, así que aquí os dejo este post que he encontrado con 16 apps gratuitas para correr. Seguro que alguna os sirve.

Pero a lo que íbamos… el running está de moda y como en todas las modas, siempre hay gente que las lleva más allá.

En el poco tiempo que llevo practicando el running regularmente me he encontrado con varios tipos de “runners” que paso a describir a continuación.

Nota: todo esto es invención mía y cualquier parecido con la realidad es cierto, porque si salís a correr frecuentemente, al final os acabaréis encontrando con algunos de estos personajes.

  • El arcoiris: Fácilmente reconocible porque siempre lleva unas bambas, camisetas y pantalones con los colores más llamativos posibles. Si es chica, suelen ser colores rosa fosforito y amarillo limón radioactivo. Si es chico suele ser verde (también fosforito) o azul cielo. Pero cielo en verano cuando el sol brilla en lo más alto, MEGAAZUL. Parece que salgan a correr con el propósito de llamar mucho la atención y ganar un concurso de “a ver a quien confunden antes con un loro”.
  • El  ultrapro: Es esa persona que lleva siempre las bambas más caras (que también suelen ser las más llamativas), las camisetas último modelo (de marcas caras especializadas en running, of course) y todo tipo de gadgets y accesorios como mochila con depósito de agua, brazalete para llevar el móvil (el último iPhone, no vaya a ser que se me quede colgado), auriculares inalámbricos, pulseras de seguimiento de actividad, etc… Ey, aunque sólo vaya a correr 5km. Pero más vale estar prevenido, no sea que una camiseta normal no te absorba el sudor… Este sale a correr como diciendo “ahora me ves correr, pero en realidad soy Batman”.
  • El instarunner: Este también lleva el iPhone siempre encima, pero no para escuchar música o llevar un seguimiento de su entrenamiento, sino para subir una foto a Instagram y enseñar al resto del mundo lo duro que está entrenando.  Los estados suelen ser en plan “!10km corridos, me encanta la vida sana!” y la foto que les acompaña salen con todos sus amigos runners detrás, todos riendo y como si acabaran de ducharse, ni una gota de sudor, oye. No se vosotros, pero yo cuando acabo de correr no parezco Brad Pitt precisamente y aunque puedo intentar sonreír y hasta llegar a conseguirlo, no es hasta que me ducho y pasa un buen rato que puedo hacerme una foto sin parecer un tomate. Lo mejor es que la siguiente foto es un plato lleno de cupcakes acompañado de textos como “!Bueno, uno al año no hace daño!”. Y así cada 2-3 días.
  • El camirunner: Es aquella persona que se viste A TOPE para salir a correr pero luego solo camina. Y a ritmo de tortuga. Suelen ser señoras mayores que deben decirle a sus maridos “cariño, me voy a correr con las amigas” y en realidad salen a pasear. Vamos, lo que se ha hecho toda la vida en tejanos y pantalones y ropa normales, pero ahora por lo visto se necesitan unas bambas y un chándal. En realidad sólo quedan para poner a parir a sus maridos, hijos y otras señoras que hoy no han venido. Ay Conchi, ¿has visto que pelo me lleva esa?.
  • El “pasión de cristo”: Estás corriendo, a tu ritmo (que en mi caso suele ser lento) y empiezas a escuchar una especie de jadeo, como si estuvieran a punto de matar a alguien y al cabo de unos segundos te adelanta una persona jadeando como si no hubiera un mañana, sudando como un pollo (¿los pollos sudan?) y entre jadeo y jadeo se escuchan expresiones como “dios”, “joder”, “no puedo más” y “me cago en la “p*ta”. Es como si saliesen a correr obligados porque algún tipo de mafia le hubiera dicho que o corren a tope o matan a su familia.
  • El matemático: No se conforma con subir a las redes sociales una foto con la distancia y el tiempo que ha hecho durante la carrera. También tiene que comentar la hora de la carrera, altitud, longitud, latitud, las pulsaciones, tensión, calorías quemadas (y todo lo que se le ocurra) y compararlo con sus anteriores carreras, comentar en qué ha mejorado (porque siempre mejoran, claro) y en resumen, darte todos los datos necesarios para que si alguna vez le ocurre algo, no haga falta que llames al médico, entres en su perfil y ya sabes como está.

De momento esto es todo, supongo que cuando lleve más tiempo iré conociendo más tipos de runners. Yo todavía no sé donde estoy, porque comparto mis carreras en las redes sociales (la info básica), pero mi ropa de deporte es la gama básica de Decathlon. Llevo el iPhone en el bolsillo y mis bambas son unas Kalenji (marca Decathlon también) que tengo desde hace unos 8 años. ¡Y como aguantan las campeonas!.

Cachondeo aparte, practicar running o cualquier otro deporte, al nivel que sea, siempre será mucho mejor que quedarse espatarrado en el sofá de casa, así que animo a todas esas personas que siempre dicen “es que me da palo salir a correr” a que lo hagan. Y a ser posible, justo después de soltar esa frasecita.

¡Go!

PD: Os invito a leer este otro post sobre tipos de runners en el blog de Pitufollow.

Todo está en el coco!

Hace poco, mi amigo y compañero de trabajo Edu Luque me dijo que quería darle un lavado de cara a su blog personal sobre deporte (él sobretodo hace trial y running en montaña). Yo me ofrecí a ayudarle y esta semana por fin, nos pusimos manos a la obra y ya hemos renovado su blog, pasándolo de blogger a wordpress y dejándolo más bonito.

En Todo está en el coco, Edu comparte los resultados de sus entrenamientos diarios y también hace reviews de productos deportivos como bambas, relojes, etc…

Desde aquí os invito a visitar su blog y a seguirle en Facebook y Twitter.

Todo está en el coco!